Recetas de cocina de elaboración sencilla, con ingredientes sanos y naturales. Cocina fácil, rica y saludable al mismo tiempo. Comentarios sobre alimentación y salud

jueves, 4 de febrero de 2016

PIZZA CON ANCHOAS


Una pizza casera es una delicia que te la comes con doble satisfacción ya que sabes que todos los ingredientes son sanos y buenos.
Es un plato que gusta mucho a los niños y que podemos aprovechar para aficionarlos a la cocina ya que todo el proceso pueden llevarlo ellos a cabo con nuestra supervisión.
La que os propongo hoy lleva unos ingredientes muy comunes en cualquier despensa. Lo único no tan común pueden ser las alcaparras de las cuales podemos prescindir si es el caso.
La masa, facílisima de preparar y de éxito asegurado, no lleva levadura porque se trata de una pizza crujiente.

INGREDIENTES
Una pizza para dos personas

Una masa para pizza (125g de harina – 40g de aceite de oliva – 50g de leche templada – una pizca de sal fina) – medio pimiento rojo – un pimiento verde - una cebolla pequeña – 4 cucharadas de salsa de tomate – una docena de aceitunas negras sin hueso – una cucharada de alcaparras – 12 anchoas en aceite – orégano – queso fresco (o queso rallado (Enmental o Gruyere)

ELABORACIÓN

La masa
Ponemos en un cuenco la harina, la sal, el aceite y la leche y lo mezclamos con un tenedor hasta que se integran todos los ingredientes y forman una masa que se despega del cuenco, cosa que sucede enseguida.
Hacemos una bola, la envolvemos en film de cocina como si fuera un caramelo, apretando para que salga el aire  y la guardamos dentro del cuenco, en la nevera, durante al menos media hora.




El relleno
Cortamos la cebolla y los pimientos a tiras finas y los salteamos en una o dos cucharadas de aceite. Los dejamos al dente.

La pizza
Precalentamos el horno a 220ºC

Extendemos sobre la superficie de trabajo un papel de horno, colocamos en el centro la bola de masa, extendemos sobre la bola el film con el que la habíamos envuelto y estiramos con el rodillo del centro hacia los lados dándole forma redonda y dejándola lo más fina  posible.


Una vez bien estirada la masa, retiramos el film de cocina y ponemos los ingredientes del relleno:


Primero la salsa de tomate bien extendida,



Encima las hortalizas salteadas bien extendidas también.



Espolvoreamos el conjunto con abundante orégano seco y con la cucharada de alcaparras.
Colocamos las anchoas en forma de estrella, lo cubrimos todo con el queso y decoramos con las aceitunas.



Yo, normalmente utilizo solo queso fresco que corto en lonchas finas pero hoy no tenía suficiente así que he salido del apuro poniendo parte fresco y parte rallado.


Deslizamos el papel de horno con la pizza sobre la rejilla y lo horneamos a 220º durante unos 30 minutos. Como cada horno es diferente, la primera vez, mejor estar atentos por si se necesita menos o más tiempo.



sábado, 30 de enero de 2016

PATATAS PARA GUARNICIÓN AL ESTILO LEONÉS

Patatas cocidas para guarnición

Ésta es una receta típica de la cocina tradicional leonesa.
Yo la utilizo mucho como acompañamiento de casi cualquier cosa: pescados, carnes, huevos, hortalizas... Pongo las patatas así en vez de fritas. Son mucho más rápidas de preparar, menos calóricas y más digestivas aunque está claro que tampoco le hago ascos a unas ricas patatas fritas caseras de vez en cuando.

INGREDIENTES

Patatas de tamaño pequeño y forma ovalada – aceite de oliva virgen extra – sal gorda – pimentón dulce, picante o agridulce (yo utilizo el agridulce que pica algo pero no mucho)

ELABORACIÓN

Lavamos muy bien las patatas y las cocemos con su piel hasta que están tiernas. Podemos hacerlo en el microondas o en la olla. Yo utilizo la olla exprés rápida y son 7 minutos.
Una vez cocidas, las partimos al medio en sentido longitudinal y las colocamos en una fuente.

Las sazonamos con sal gorda, pimentón y aceite procurando no ser tacaños más que con la sal.

domingo, 24 de enero de 2016

TRUCHAS GUISADAS AL ESTILO DE LEÓN

Truchas guisadas al estilo de León

Cuando yo era pequeña, abundaban en el río los peces y mi padre era pescador aficionado así que con frecuencia llegaban a nuestra mesa platos como el que hoy os muestro.
Mi madre solía guisar así, con esta receta propia de la cocina tradicional leonesa, no solo las truchas sino cualquier otro pez que viniera en la cesta.
Aunque las truchas de hoy día son de piscifactoría, siguen estando ricas de esta sencilla manera.

A veces se servían así, a veces, si las gallinas se habían portado bien, acompañadas de huevos cocidos partidos al medio.

TRUCHAS GUISADAS AL ESTILO DE LEÓN

INGREDIENTES
para dos personas

Dos truchas – 3 dientes de ajo - 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva – una cucharadita de pimentón – una cucharada de perejil fresco picado – una cucharada de vinagre de jerez – sal – agua

ELABORACIÓN

Lavamos las truchas, les sacamos las tripas y las secamos con papel de cocina
Las cortamos en trozos y las sazonamos con sal.


Pelamos los dientes de ajo y lo cortamos en lonchas.
Ponemos el aceite junto con los ajos en una cacerola y lo llevamos al fuego. Dejamos que los ajos se doren (poco para que no amarguen) a fuego medio.
Retiramos la cacerola del fuego para que el aceite se temple un poco y añadimos el pimentón. Revolvemos y agregamos medio vasito de agua.


Volvemos a ponerlo al fuego y cuando hierve, introducimos las truchas.

Dejamos que cueza a fuego suave un par de minutos. Al cabo de este tiempo, le damos la vuelta a las truchas, lo rociamos con unas gotas de vinagre, lo tapamos y dejamos que cueza otro par de minutos más. 
Ya fuera del fuego, las espolvoreamos con perejil picado.

Podemos acompañarlas con unos huevos cocidos o unas patatas cocidas aliñadas. Yo suelo poner las dos cosas de acompañamiento y convertirlo en plato único.


Imprimir solo la receta