sábado, 20 de diciembre de 2014

TARTA DE QUESO Y MEMBRILLO

Tarta de queso y membrillo

Hoy traigo una tarta que quizá no se adapte muy bien al título del blog ya que no es precisamente de las más rápidas y sencillas. Se trata de una variación de una receta  de Stephan Franz, el gran repostero alemán y es tan exquisita que no puedo resistirme a publicarla pese a que a los principiantes en la cocina les pueda resultar algo complicada.
Con la variación no he pretendido enmendarle la plana al gran repostero ni hacerla más rica, cosa imposible, sino más sencilla y fácil.

Es una tarta de apariencia simple y delicada que prescinde de adornos superfluos e ingredientes innecesarios. Va a la esencia  tanto en la forma como en el fondo. Es ligera pero sabrosa y juega con diferentes texturas que las encuentra uno por sorpresa cuando la tiene en la boca.
A nosotros nos encanta. Si alguien quiere animarse con ella no se defraudará.

TARTA DE QUESO Y MEMBRILLO

INGREDIENTES
Para un molde desmontable de 22cm de diámetro.

Para la masa de la base (sale para dos veces pero se puede congelar)
125g de harina – 50g de aceite de oliva suave – 50g de leche tibia – una pizca de sal – una pizca de azúcar – una cucharadita rasa de levadura tipo Royal

Para el relleno de membrillo
300g de membrillo – el zumo y la ralladura de media naranja pequeña – el zumo y la ralladura de medio limón – una cucharada de licor de naranja (en su defecto, de ron u otro licor)

Para el relleno de queso
150g de queso tierno cremoso – 30g de uvas pasas sin pepitas – 30g de nueces troceadas – 2 huevos – una cucharada de aceite – 3 cucharadas de azúcar – ralladura de medio limón –una cucharada de harina – una cucharadita rasa de azúcar vainillado – un poquito de canela en polvo – una cucharada de licor –5 cucharadas de leche.

ELABORACIÓN

Para la masa de la base

Ponemos en un cuenco la harina con la levadura, el azúcar y la sal.
Le agregamos el aceite y lo mezclamos con un tenedor.
Añadimos la leche tibia y seguimos mezclando con el tenedor  hasta que la masa se desprende de las paredes del cuenco y se hace una bola.
No hay que amasarla ni meter la mano. Solo se trabaja con el tenedor y lo menos posible.
La envolvemos en un film de cocina y la guardamos  en el Frigo durante al menos media hora.

Una vez reposada, la sacamos, la colocamos sobre un papel de hornear y la estiramos con el rodillo.
Posamos sobre ella la base del molde desmontable y cortamos con un cuchillo lo sobrante.

Preparación de la base para la tarta de queso y membrillo

Forma sencilla de cortar la masa para tarta

La pinchamos con un tenedor, la cubrimos con alubias o algo que pese para que no se suba y la metemos a horno precalentado a 180º (4 gas) durante 15 minutos.

Base para tarta precocida


El relleno de membrillo

Deshacemos el membrillo con un tenedor y lo mezclamos con las ralladuras, el zumo y el licor.

El relleno de queso

Separamos las claras de los huevos y las batimos a punto de nieve junto con una cucharada de azúcar.
El resto de los ingredientes, menos las nueces y las pasas, los colocamos juntos en un cuenco y los batimos con la batidora: queso, yemas de los huevos, vainilla, canela, harina, leche, aceite, azúcar, ralladura y licor.

Relleno para tarta de queso y membrillo

Relleno para tarta de queso y membrillo

Después de batido, le agregamos las nueces y las pasas y por último, con cuidado,  las claras a punto de nieve.

Ya tenemos todo organizado.
Encendemos el horno a 190º (5 gas) y mientras se precalienta, montamos la tarta:
Ponemos la masa ya horneada en el fondo del molde.
La cubrimos con la crema de membrillo.

Crema de membrillo para tarta

Ajustamos el aro del molde y vertemos la crema de queso

Crema de queso para tarta de queso y membrillo

La metemos al horno.
A los 15 minutos, abrimos el horno, pasamos un cuchillo por el borde para despegarla de la pared del molde, bajamos el fuego a 170ª y volvemos a introducirla en el horno hasta que termina de cocerse que serán otros 15 o 18 minutos.

Tarta de queso y membrillo cociéndose en el horno

Esperamos a que se enfríe para desmoldarla y lo hacemos pasando de nuevo el cuchillo por el borde.

Tarta de queso y membrillo

martes, 16 de diciembre de 2014

CONGRIO CON MEJILLONES

Congrio con mejillones

Estos días (como la mayoría de la gente), ando dándole vueltas a los menús de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Reyes que están al caer. Nunca me ha gustado montarme al carro del consumismo ni gastarme una millonada (que no tengo) en productos con el precio triplicado. Sin embargo, me gusta cocinar, organizar menús un poco especiales, hacer comidas ricas y ver disfrutar a propios y extraños con todo ello.

Así que mirando entre todas mis recetas de pescado, una de las elegidas para uno de estos días será este congrio con mejillones que está de puro vicio, se elabora fácilmente y no sale a un precio desorbitado. A ver qué os parece.

INGREDIENTES
Para cuatro personas

4 rodajas gruesas de congrio de la parte abierta – una cebolla picada muy fina– un diente de ajo picado fino  – 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva – una cucharada rasa de harina – docena y media de mejillones – sal y pimienta – perejil

ELABORACIÓN

Lavamos los mejillones, los ponemos en un recipiente con tapa junto con un pequeño chorrito de agua y los abrimos al fuego vivo o en el microondas, a máxima potencia. Los retiramos en cuanto se abren cosa que sucederá enseguida.
Una vez abiertos, les retiramos una de las valvas y los reservamos junto con su agua.

Lavamos y secamos con papel de cocina las rodajas de congrio
Las salpimentamos y las enharinamos, sacudiéndolas un poco para que suelten el exceso de harina.

Rodaja de congrio enharinada

Ponemos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y la llevamos al fuego.
Cuando está bien caliente introducimos el congrio. Dejamos que se dore durante un minuto y le damos la vuelta. Cuando se dora por el otro lado, lo sacamos para una rustidera o cacerola algo amplia y lo reservamos.

En el mismo aceite de dorar el congrio, sofreímos la cebolla y el ajo cortados muy finos. Lo hacemos a fuego suave, durante unos 15 minutos o hasta que se ve bien tierno.

Agregamos entonces a la sartén la cucharada de harina y la rehogamos durante un par de minutos.

Preparación de la salsa para congrio con mejillones

Después, vertemos un vasito del agua que soltaron los mejillones (colada para que no lleve ninguna impureza). Lo hacemos poco a poco, revolviendo con cuchara de madera o espátula para que no se formen grumos. Si lo viéramos necesario porque la salsa quede algo espesa, agregamos un poco de agua o caldo de verduras o de pescado hasta conseguir la consistencia que nos guste.

Elaboración de congrio con mejillones

Volcamos la salsa por encima del congrio y lo dejamos cocer a fuego suave durante unos pocos minutos. Hay que mover un poco de vez en cuando para que no se pegue.

Por último, añadimos los mejillones y lo tapamos. Lo dejamos reposar un par de minutos.
Al momento de servirlo, lo espolvoreamos con perejil picado.

Congrio con mejillones

Podemos prepararlo con antelación dejando la cocción y el añadido de los mejillones y el perejil para el último momento.

sábado, 13 de diciembre de 2014

CREPS O CREPES Receta básica para la masa y diferentes tipos de relleno

Creps rellenas de setas

¿Qué os parecen unas creps rellenas de setas o de salmón (u otra cosa) para incluir en uno de los menús de estas fiestas?
Yo he pensado ponerlas en la cena de Nochevieja.

Las creps son una especie de tortilla muy fina que se hace en la sartén y se rellena después.
Son muy fáciles de preparar (hasta los niños pueden hacerlas) y tampoco llevan demasiado tiempo. Lo importante es contar con una sartén antiadherente.

Con la misma receta podremos elaborar creps dulces o saladas. Solo tendremos que añadirles a las primeras una cucharadita de azúcar y a las segundas una pizca de sal y una cucharada de perejil picado. El perejil es opcional pero les queda muy bien. Yo, muchas veces no pongo ni sal ni azúcar y así uso para dulces y saladas la misma masa.

Una vez rellenas y enrolladas, se colocan en una fuente engrasada y se cubren de salsa. La bechamel les queda genial pero también la salsa de tomate, la de pimientos rojos, la de puerros

Lo bueno que tiene este plato es que puede tenerse todo hecho: creps y relleno, desde el día antes, con lo que solo nos quedará montarlas, cubrirlas con la salsa y gratinarlas o calentarlas en el horno.
Si se quieren servir sin salsa, para recalentarlas se pincelan con aceite con el fin de que el horno no las reseque.

También admiten perfectamente el congelado. Para ello, las guardamos rellenas y les añadimos la salsa una vez descongeladas.
Y si sobra alguna, se puede cortar en tiritas y añadirla a un caldo de carne o verduras como si fuera pasta (se hechan sobre el caldo hirviendo y se sirve enseguida). Queda una sopa deliciosa y original.

Las personas con problemas de intolerancias, pueden elaborarlas igualmente con harina de trigo sarraceno que, como sabemos, no es cereal sino leguminosa.

CREPS SALADAS

INGREDIENTES

(Con estas cantidades salen unas 15 creps en una sartén de 15cm de diámetro)
2 huevos enteros medianos – 100 g de harina – 1 cucharadita de aceite – ¼ litro de leche – una pizca de sal – una cucharada de perejil picado

domingo, 7 de diciembre de 2014

SOLOMILLO DE CERDO CON CALABACÍN Y CHAMPIÑONES

Solomillo de cerdo con calabacín y champiñones

Cuando compro carne de cerdo, casi siempre es solomillo. A pesar de ser una carne un tanto insípida, me gusta porque apenas tiene grasa, es suave y blanda y se cocina con mucha rapidez y facilidad.
Las setas o champiñones le van muy bien y las utilizo muy a menudo con esta carne. De hecho, no hace mucho subí una receta "Solomillo de cerdo con setas" que nos gusta mucho. Pero también nos gusta variar y por eso hoy lo he prepardo de forma diferente, añadiendo también calabacines.

SOLOMILLO DE CERDO CON CALABACÍN Y CHAMPIÑONES

INGREDIENTES
Para dos personas
Un solomillo de cerdo – media bandeja de champiñones – un calabacín pequeño – un diente de ajo – 2 cucharadas de salsa de tomate -  una guindilla de cayena – aceite de oliva – sal